number of reviews

A nuestros clientes les ha encantado Berlín, según 13.000 opiniones


  1. Destino
  2. Más sobre Berlín

Zonas principales de Berlín

Berlín

Han pasado más de 20 años desde la caída del muro, y hoy, una vez más, Berlín es una de las ciudades más influyentes del mundo. En el proceso vivido, entre la reconstrucción de los escombros de la Segunda Guerra Mundial y las tensiones subsecuentes a la Guerra Fría, esta ciudad ha pasado a convertirse en una de las metrópolis más modernas del mundo. Sin embargo, tras las elegantes torres de vidrio y acero de la nueva Berlín, persisten recuerdos conmovedores del pasado, como La Puerta de Brandenburgo, el Reichstag, el Checkpoint Charlie. Parte de la oferta hotelera ha recuperado este espacio, y es así como muchos hoteles en Berlín son edificios históricos restaurados.

El área de Kurfürstendamm (Ku'Damm para abreviar) se encontraba en el centro del éxito económico de Alemania Occidental. Todavía hoy esta calle alberga las mejores tiendas de Berlín. Y entre ellas el espacio más renombrado es el Kaufhaus des Westens, el mayor emporio de Europa. El alojamiento ubicado en esta zona de Berlín es el escogido por los viajeros más acomodados, aquellos que gustan del lujo, la moda internacional y la excelente gastronomía.

Paralelamente, el mejor alojamiento histórico de Berlín se esconde en Mitte, un antiguo barrio con un sinnúmero de sitios interesantes. Durante la Guerra Fría, este espacio ubicado en Alemania del Este fue amurallado, y la población local aprovechó el cierre para dedicarse de lleno a proyectos de restauración. Su esfuerzo no fue en vano, y en la actualidad este es uno de los centros turísticos de la ciudad, en donde reinan los museos, cafés y clubes de baile con encanto del viejo mundo. El alojamiento más conveniente para aquellos que realizan escalas rápidas por la ciudad es el área de Reinickendorf/Wittenau, un espacio ubicado a poca distancia del aeropuerto Tegel.

Los espacios del lado de Alemania Oriental también han renacido en los últimos años. Schöneberg es uno de los mejores ejemplos de este resurgir, el barrio emergió como una de las más apasionantes escenas alternativas de Europa, con excelentes ofertas de entretenimiento al alcance de los suburbios, ahora aburguesados. El escenario de la música electrónica en Berlín es también uno de los más interesantes y progresistas del mundo, y es posible participar tanto en fiestas en búnkers subterráneos como en veladas de gala en el Love Parade.

El Berlín de hoy ha dejado atrás los complejos de años de guerra, y está preparado para dirigir el país en el siglo XXI. Un sistema de transporte público rápido y eficiente, docenas de museos de clase mundial y una oferta creciente de gastronomía internacional y moda exclusiva, vuelven a esta ciudad la combinación perfecta de historia, cultura y comercio.