number of reviews

A nuestros clientes les ha encantado Hong Kong, según 468,000 opiniones


  1. Más sobre Hong Kong

Hong Kong

Más de 10 años después de su entrega a China, Hong Kong es una ciudad tan vibrante e influyente como siempre. Un espacio que esconde ejemplos de arquitectura histórica bajo un barniz de modernidad y elegancia. En su esencia es una de las ciudades más relevantes de Asia, y esa importancia se confirma en el número creciente de viajeros que desembarcan en sus costas.

La mayoría de los visitantes llegan a Hong Kong a través del Aeropuerto Internacional, una terminal aérea dotada de instalaciones ultra modernas que le han valido el título de “Mejor Aeropuerto del Mundo”. Aquellos viajeros que llegan a la ciudad por negocios pueden conectar con sofisticados hoteles desde el aeropuerto, mientras que aquellos que arriban por turismo pueden optar por un sinfín de opciones en el centro.

Un tour apropiado se inicia en la isla principal, donde los británicos establecieron originalmente la colonia que actualmente se ha convertido en el Distrito Central. El sur de Hong Kong es un enclave central para los desarrollos inmobiliarios de gran escala, mientras que el este de la isla de Hong Kong, Mongkok y Yau Ma Tei se encuentran los barrios chinos tradicionales. Y al este del Distrito Central se ubica Wanchai con una resonante selección de hoteles de negocios y una vibrante vida nocturna.

Desde North Point es un corto paseo a través de la Bahía Causeway hasta la ciudad de Kowloon, el corazón del comercio de la ciudad. En la parte superior de la península está ubicado el distrito Tsim Sha Tsui que alberga decenas de centros comerciales ultramodernos como el Festival Walk y Harbour City. Junto con los complejos comerciales de vanguardia se reúnen varias propuestas de alojamiento. Aquí convergen los gigantes de lujo, los refugios de mochileros y las típicas propuestas históricas. Los distritos de Kwun Tong, Tsuen Wan, Tai Kok Tsui y Sha Tin son áreas industriales, y la mayoría de su población es de clase obrera.

Mirando más allá de la altísima linea del horizonte y algún templo ocasional cruzando el horizonte, Hong Kong es menos una ciudad de atracciones turísticas y más sobre cultura y contrastes. Hay algo fascinante en hacer compras en uno de los centros comerciales mas grandes del continente o recorrer los mercados de artículos electrónicos al aire libre, o encontrar una tienda de fideos escondida en un callejón serpenteante.