number of reviews

A nuestros clientes les ha encantado Kuala Lumpur, según 491.000 opiniones


  1. Destino
  2. Más sobre Kuala Lumpur

Kuala Lumpur

Kuala Lumpur es la capital de Malasia y el centro cultural y económico del país. La mayoría de los viajeros llega a la ciudad vía el Aeropuerto KLIA, pero la terminal de transporte de bajo costo- LCCT – es también un punto de ingreso popular para aquellos que vuelan con Air Asia, Firefly, Jet Star o Tiger Air. Hay muchos hoteles cerca de LCCT y KLIA, ideales para los que se encuentra solo de paso por la ciudad, mientras que es una mejor opción para los viajeros que se quedan un par de días, alojarse en el centro de la ciudad.

Kuala Lumpur es una ciudad muy moderna, que cuenta con una eficiente y económica red de transporte que comprende líneas de trenes y trenes ligeros. Las atracciones más grandes de la ciudad, literalmente, son las Torres Petronas, cuyos 88 las convierten en las torres gemelas más altas del mundo. El puente que las conecta proporciona vistas insuperables de la ciudad y su visita es una actividad popular entre los turistas. La torre Kuala Lumpur-Menara Kuala Lumpur-también tiene una plataforma de observación desde donde se puede tener una vista a 360 grados, sin obstrucciones, de la ciudad.

Las compras son una actividad popular en Kuala Lumpur, como lo son en la mayoría de las capitales del Sudeste Asiático. La sección del “Triángulo Dorado” de la ciudad reúne enormes centros comerciales, como el Mid Valley Mega Mall y el lujoso Suria KLCC. Estos son dos de los más grandes del Sudeste Asiático y venden todo, desde artículos de electrónica hasta bolsas de diseño. Las principales de compras son Jalan Bukit Bintang, Jalan Sultan Ismail, y Jalan Imbi.

Otro gran lugar para comprar y comer es el Barrio Chino o Chinatown. Los mercados nocturnos y puestos de comida se ubican en Jalan Petaling frente a la estación de ómnibus Puduraya. Este barrio proporciona una excelente oportunidad para disfrutar comida china e hindú ya que aquí los restaurantes son muchos, económicos y lo mejor de todo: auténticos.