number of reviews

A nuestros clientes les ha encantado Río de Janeiro, según 2.230 opiniones


  1. Destino
  2. Más sobre Río de Janeiro

Zonas principales de Río de Janeiro

Río de Janeiro

La “ciudad maravillosa” de Brasil no ganó su sobrenombre por ser un lugar común y corriente. Tan pronto como los turistas desembarcan en el Aeropuerto Internacional de Río de Janeiro, comienzan a percibir la magia del lugar. Este es un destino en donde los locales abrazan la celebración como una forma de vida, y las festividades de Carnaval, la cultura de la samba y la playa se combinan para producir un efecto intoxicante.

Para los visitantes la acción comienza en las playas de Copacabana e Ipanema, donde los hoteles en Río de Janeiro rodean una hermosa playa de arena blanca en forma de medialuna. Unos de los misterios de las costas de la ciudad es que no sólo se encuentran eternamente limpias, sino que logran atraer a las personas más bellas del mundo.

Pero aun más curioso es el hecho de que el desfile de los encantos lugareños enfundados en traje de baño no domina totalmente la escena, porque aun más impactante se muestra el fondo de montañas cubiertas de selvas tropicales. Pocas ciudades cuentan con un ambiente tan magnífico, y esto le da a Río el ribete surrealista que es mejor experimentar que describir.

De hecho, gran parte de las vacaciones en Río de Janeiro se basan en la experiencia. Son sumamente recomendables las excursiones a pie por el centro histórico, que colocan a la ciudad en contexto. Los edificios históricos, monumentos y museos muestran la huella del pasado colonial portugués que se extendió desde el siglo XVI hasta la independencia de Brasil en el siglo XIX. El Cristo Redentor, tal vez el punto más reconocido de Rio, es un espacio que merece una visita.

La ciudad está atrayendo más atención que nunca. Después de una exitosa propuesta para las Olimpíadas del Verano de 2016, hay planes en marcha para renovar, restaurar y ampliar todos sus rincones, poniéndolos a punto para las visitas internacionales. Los visitantes serán testigos de este avance, cuya emoción ya se hace sentir en las calles y en las playas de la ciudad.