number of reviews

A nuestros clientes les ha encantado San Pablo, según 1.340 opiniones


  1. Destino
  2. Más sobre San Pablo

Zonas principales de San Pablo

San Pablo

San Pablo ha recorrido un largo camino desde su fundación en el siglo XVI, cuando los sacerdotes jesuitas sentaron las primeras piedras de su misión. Probablemente no esperaban que su humilde proyecto floreciera como la tercera ciudad más grande del mundo. Sin embargo, esto no fue inmediato; de hecho, no fue hasta la década de 1950 en que San Pablo superó a Río de Janeiro en tamaño. En la actualidad es imposible negar la grandeza de este bastión de la cultura brasileña, y este espacio merece una visita, o más de una.

El centro de la ciudad es un archivo completo de los primeros días de San Pablo, cuando la metrópolis era un asentamiento comercial; aunque es necesario aclarar que la mayoría de lo que puede conocerse hoy son edificios que datan de los siglos XIX y XX. Algunos de los puntos más interesantes de este espacio son los edificios del parlamento, las catedrales de estilo neogótico y la cuidadosa reconstrucción de la misión original. El alojamiento en San Pablo se esconde en un laberinto de callejuelas que se encuentran formando ángulos extraños, pero pese a la complejidad de la descripción este es un espacio ideal para recorridos a pie.

El moderno San Pablo es igualmente fascinante, y es el lugar indicado para familiarizarse con el proceso de modernización que está protagonizando Brasil. Los restaurantes de la ciudad son excelentes, y cubren con estilo y calidad las propuestas internacionales. Las propuestas de compras están igualmente desarrolladas. La ciudad ofrece desde boutiques de nivel internacional en el distrito de los Jardines hasta pequeñas tiendas de diseño en los mercados del Centro. Y es tal la oferta de productos de esta ciudad, que es común escuchar a los paulistas decir que lo que no se encuentra en San Pablo, probablemente no esté en Brasil.

El Aeropuerto de Congonhas es el portal interno de Brasil, pero los visitantes internacionales llegan al Aeropuerto Internacional de Guarulhos. Los viajeros de ambos pueden hospedarse en los hoteles que rodean los aeropuertos u optar por los eficientes servicios de transporte que conectan las terminales aéreas con el centro de la ciudad.