number of reviews

A nuestros clientes les ha encantado Viena, según 7.290 opiniones


  1. Destino
  2. Más sobre Viena

Viena

Viena es una ciudad europea excepcional que ha logrado preservar su encanto histórico sin perder una concepción dinámica de la vida moderna. Este espacio es refugio de magníficos palacios y museos, y del encanto de disfrutar de una excelente comida y un buen vino en el antiguo refugio de los más grandes compositores y filósofos del mundo.

Innere Stadt es uno de los distritos principales de Viena y destila encanto barroco. Muchos de sus espacios están reservados para los peatones, lo que lo convierte en un lugar excepcional para las excursiones a pie. Los mejores sitios en Innere Stadt incluyen el Palacio Habsburgo, el edificio del Parlamento y media docena de museos de renombre internacional. Este distrito es una opción muy atractiva al momento de reservar alojamiento en Viena.

La más encantadora arquitectura de la ciudad se encuentra en el distrito de Landstraße. El Palacio Schwarzenberg es la estructura dominante en Stadtpark, y se encuentra acompañado por una gran cantidad de monumentos y palacios más pequeños.

Más allá de las propuestas históricas, uno de los puntos fuertes de la ciudad es la escena comercial. En el centro de la ciudad (especialmente en Innere Stadt) hay un abanico ecléctico de mercados de antigüedades y bazares callejeros que venden desde productos frescos hasta exquisitas artesanías. Alejándose del núcleo histórico, Viena tiene modernos centros comerciales cuyo encanto rivaliza con el de los mercados del centro nostálgico. El Shopping City Sud es el mayor entre ellos y uno de los centros comerciales más grandes de Europa.

Una de las ventajas de reservar hoteles cerca del centro de la ciudad de Viena, es el acceso a la vida nocturna que estos brindan. Las mejores opciones de alojamiento son las que permiten ir caminando a las salas de conciertos, teatros y tabernas. Los lugares de música en vivo tienen un amplio repertorio que se extiende desde el jazz y el trance hasta las partituras de los clásicos como Beethoven y Mozart.

La forma más conveniente de llegar a Viena es a través del Aeropuerto Internacional de Viena, que opera vuelos directos a varias ciudades europeas. Los hoteles del aeropuerto están disponibles para visitantes que llegan a la ciudad por períodos cortos y aquellos que viajan por negocios, mientras que la gran mayoría de los turistas opta por el encanto de los hoteles en el centro de la ciudad.